Go to Top

UNA DE CADA DIEZ MUJERES HA SUFRIDO ACOSO SEXUAL EN EL TRABAJO

UNA DE CADA DIEZ MUJERES HA SUFRIDO ACOSO SEXUAL EN EL TRABAJO

Según una encuesta realizada por el Instituto Nacional de la Mujer, una de cada 10 mujeres ha sufrido acoso sexual en el trabajo alguna vez en su vida, sin embargo menos de la mitad se atreve a denunciarlo. ¿Cuáles son las causas del acoso sexual y por qué las mujeres no lo denuncian?

El acoso sexual se empieza a regular a mediados de los años 70 a raíz de que un grupo de feministas llamara la atención sobre esta problemática, hasta ese entonces la sociedad permaneció dormida ante una cuestión que afectaba en su mayoría a mujeres.

Desde entonces se ha regulado el acoso sexual pero todavía es frecuente que en la actualidad se cuestione a una mujer cuando denuncia que ha sido víctima de este tipo de violencia sexista. No es extraño escuchar expresiones del tipo “quizá le diste demasiada confianza” “tus modales son demasiado relajados” o “tu actitud le ha provocado” entre otros muchos. Lo lamentable es que muchos de estos comentarios son proferidos por mujeres.

¿EN QUÉ CONSISTE EL ACOSO SEXUAL?

El acoso sexual es un tipo de violencia contra la mujer (minoritariamente afecta al hombre) que utiliza el sexo como mecanismo de dominación, es por tanto más una cuestión de poder que de sexo propiamente dicho.

acoso-sexual

Nuestra legislación regula el acoso sexual desde el punto de vista laboral y también desde el punto de vista penal, con el objetivo de subsanar los derechos constitucionales que se han visto vulnerados con este tipo de conducta, estos son, el derecho a la igualdad, a la intimidad, al honor, a la libertad y a la dignidad de la persona (artículos 10, 14 y 18. 1 C.E.)

En ambas vías –penal y laboral- se establecen una serie de criterios para encajar los hechos dentro del precepto legal correspondiente, y consisten en:

. La existencia de una conducta que objetivamente sea libidinosa, comentarios sexuales (ofrecimiento o petición de favores sexuales) y en ocasiones tocamientos.

. Que ésta sea rechazada por la víctima/ trabajadora

. Y que por tanto el entorno laboral se torne hostil y degradante para la víctima/trabajadora.

¿POR QUÉ LA MUJER NO DENUNCIA QUE HA SUFRIDO ACOSO SEXUAL?

Al comienzo del artículo hacía mención a la estigmatización que sufre en ocasiones la mujer cuando denuncia que ha sido víctima de acoso, esta es, entre otras, una de las razones que detrae a la mujer de denunciar. A esta se une:

EL MIEDO a perder el empleo. Hablamos en muchas ocasiones de situaciones laborales precarias o incluso sin contrato.

ACOSO SEXUAL EN EL TRABAJO

LA INSEGURIDAD ECONÓMICA. En clara vinculación con el miedo a perder el empleo.

LA CULPA. Al igual que ocurre con las mujeres víctimas de violencia de género en el ámbito doméstico, las mujeres que se han visto envueltas en situaciones de acoso sexual en el trabajo acaban desarrollando el convencimiento de que lo ocurrido tiene su origen en una conducta errónea por su parte.

¿COMO TERMINAR CON EL ACOSO SEXUAL EL TRABAJO?

Cuando una conducta reprobable y en ocasiones delictiva, de un compañero de trabajo o del propio empresario se hace reiterativa, la capacidad de reacción de la mujer va disminuyendo y se acaba produciendo un daño psíquico que en muchas ocasiones acaba dejando secuelas. Antes de que esto ocurra es importante que la mujer que sufre acoso SE COMUNIQUE y lo haga saber a la dirección empresarial (dejando constancia de la comunicación a través de burofax o recibí firmado) y que busque ATENCIÓN PSICOLÓGICA.

TAMBIÉN HA DE SABER:

.  Que usted puede desistir del contrato por vulneración de derechos fundamentales lo que da lugar a una indemnización igual que la percibiría en caso de despido. Art. 50.1 C del Estatuto de los Trabajadores.

.  Cuando una Sentencia aprecie la lesión de un Derecho Fundamental ha de condenar a una indemnización por daños morales sin necesidad de acreditar un específico perjuicio.

.  Las empresas tienen que seguir un protocolo de prevención de acoso, y en caso de no adoptar las medidas oportunas para prevenirlo responderán solidariamente de los daños y perjuicios ocasionados a la trabajadora. Ley 31/1995 de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales.

La pasividad de la empresa ante la queja de una trabajadora que está siendo objeto de acoso sexual constituye una infracción administrativa muy grave conforme al art. 8,13 R.D.Leg 5/2000 de 4 agosto

.  Para probar el acoso se necesita una pericial psicológica que haga referencia a las lesiones psíquicas de la trabajadora y que estas traigan causa de la conducta propiciada por parte del acosador. También sería conveniente la legítima captación sonora de imágenes o conversaciones.

. A colación de lo anterior existen corrientes doctrinales que son favorables a la inversión de la  carga de la prueba, es decir, que sería el acosador quien tendría que demostrar que ha actuado cumpliendo el protocolo de prevención contra el acoso instaurado en las empresas.

.  A este respecto, señalar que el delito de acoso sexual es un delito que por sus características se comete fuera de los ojos de testigos, o de haberlos si estos son compañeros de trabajo, quizá por miedo a represalias se abstengan de prestar declaración, tomando en consideración estos factores los Tribunales se han pronunciado en el sentido de considerar la declaración de la víctima como prueba de cargo, previo análisis de su idoneidad.

ACOSO SEXUAL

, , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies