Go to Top

UN MUNDO SIN ABOGADOS

ser abogado es humillante

Qué felicidad! dirán algunos. Un buen comienzo! dirán otros.

¿En serio? puestos a imaginar ¡HAGÁMOSLO!

Pensemos en cómo sería un mundo sin abogados. Un mundo donde el orden y la justicia reinarían por doquier porque está claro que es el abogado el generador del conflicto al igual que el médico es el generador de la enfermedad. Sí señor! puestos a delegar hagamos responsable al abogado de la codicia, de la venganza, de la locura, del mal en general así resultaremos inocentes de nuestros actos.

Porque está claro que sin abogados no habría miserias, todos se entenderían perfectamente. Y si en un “hipotetiquísimo” e improbable supuesto hubiere algún desacuerdo, se nombraría a un tercero mediador AL QUE NADIE PAGARÍA para que no se lucrase del mal ajeno y así devolver la situación a la paz habitual en la sociedad. Y si naciere la suspicacia en alguno de los discordantes sobre la imparcialidad de esa “angelical persona”, se nombraría a dos, QUE NADIE PAGARÍA para evitar el lucro en  la desgracia ajena, que se encargarían de llegar a una solución en nombre de los discordantes.

DAZNOS UN SUSTENTO! reclamaron esas “angelicales personas” que se dedicaban a luchar por causas ajenas y entonces les llamaron abogados y dejaron de ser buenos porque HABÍA QUE PAGARLES, y claro…QUÉ INCOMODIDAD!

Puestos a ver la vida de forma negativa hay quien piensa que solucionar un problema es lo mismo que crearlo y que  defender una injusticia es igual a lucrarse de una desgracia ajena. ¡ VIVEN DE LAS MISERIAS DE LA GENTE!

, ,

2 Responses to "UN MUNDO SIN ABOGADOS"

  • Claudia RP
    19 octubre, 2018 - 4:07 pm Reply

    Me acuerdo que cuando trabajaba en banca defendí a un cliente ante una situación totalmente injusta propiciada por el propio banco.

    De aquella le comenté al director mi parecer al respecto, y el me respondió con desdén y me dijo, “es que esos grandes abogados que tiene el banco de España y que tu tanto defiendes son los que miran del cliente sin tener en cuenta los intereses de nuestro banco”.

    Y me pareció taaaaaaaaaaan sumamente mal que se refiriera a los abogados como personas despreciables… y más teniendo en cuenta la relación cliente-banco en dónde el cliente siempre se va a encontrar en una situación de indefensión.

  • Begoña Gerpe
    21 octubre, 2018 - 5:21 pm Reply

    A veces a los abogados nos toca “bailar con la más fea” es decir, defender una postura complicada, sobre todo para aquellos que no entienden nuestra labor. Gracias por tu comentario Claudia! buena semana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies