Go to Top

TRADICIÓN O VIDA. ¿LEGISLAMOS EL SUFRIMIENTO ANIMAL?

TRADICIÓN O VIDA. ¿LEGISLAMOS EL SUFRIMIENTO ANIMAL?

La aceptación de la violencia en la vida cotidiana, especialmente en occidente ha ido reduciéndose en muchos aspectos. Un caso simbólico del declive de la violencia es la lucha contra el maltrato y el sufrimiento animal.

Durante mucho tiempo la sensibilidad social permaneció dormida a cuestiones referentes al sufrimiento animal, por ejemplo en la Francia del Siglo XV una forma de diversión era introducir un gato dentro de una hoguera para ver cómo se retorcía de dolor hasta que se convertía en carbón. Otro ejemplo sería la pelea de gallos o la lucha entre un perro y un oso. A este tipo de espectáculos considerados lúdicos acudían personas de todas las edades para ver morir a animales sin un ápice de remordimiento y consideración a la posibilidad de infringir sufrimiento a otro ser vivo.

toro-de-la-vega-tordesillas

Por suerte con el paso del tiempo factores como la educación, la intolerancia a la violencia, la empatía, y la consideración del animal como un ser vivo y no como un objeto inanimado han propiciado el cambio. Cada día existen más detractores de prácticas todavía vivas como el toreo, o la famosa “fiesta” vallisoletana conocida como el “toro de la vega”, que todos los años provoca polémica, y que este año ha terminado en una batalla campal entre contrarios y defensores.

005D7CTGP3_1

La tradición no es motivo suficiente para justificar la violencia y el sufrimiento animal, y así lo entendieron en Inglaterra en el año 2005 cuando prohibieron la tradicional caza del zorro con perros. En Cataluña se prohibieron las corridas de toros en el 2005, aunque la motivación de su decisión fuese cuestionada al mantener sin embargo la fiesta de los correbous. Sea una decisión que sirva a fines políticos o no, constituyó un paso importante en la lucha por el respeto a los animales.

En España existen normas administrativas que impiden la caza y pesca indiscriminada y se vela por la protección de determinadas especies con sanciones pecuniarias elevadas. También se ha regulado por trasposición de directivas europeas (Dir 86/609/CEE del Consejo de 24/11/1986, modificada mediante la Dir 2003/65/CE del Parlamento Europeo y el Consejo, de 22-7-2003) sobre protección de los animales utilizados para experimentación y otros fines científicos pretendiendo que se utilicen los imprescindibles y con un trato que evite el máximo dolor (“principio de las tres erres” Reducción Refinamiento y Reemplazo).
España también ratificó el 25-10-1990 el Convenio Europeo sobre protección de los animales vertebrados utilizados con fines experimentales y otros fines científicos (Estrasburgo, 18-3-1986)

¿ES DELITO MALTRATAR A UN ANIMAL?

La consideración al sufrimiento animal también tiene presencia en nuestro Código Penal, concretamente en los artículos 337 y 632.2, no obstante no deja de ser una legislación simbólica como apunta algún sector, basta ver que las multas recogidas en el código penal son insignificantes si se comparan con las sanciones administrativas.

Para que el lector lo entienda, en España sólo se considera delito el maltrato de animales domésticos, y únicamente cuando éste maltrato le produzca al animal un menoscabo físico grave o en su caso la muerte, en este caso estaríamos hablando de una pena de prisión de 3 meses a 1 año. Si el maltrato al animal doméstico no le provoca un menoscabo físico grave o la muerte, estaríamos hablando de una falta prevista en el artículo 632.2 del Código Penal cuyo castigo sería una multa de 20 a 60 días o trabajos en beneficio de la comunidad de 20 a 30 días.

El código penal hace una distinción entre animales domésticos y el resto. La consideración al resto de animales no domésticos se reduce a la condena por falta cuando se produzca su muerte cruel en espectáculos no autorizados, esto es, si se mata a un animal no doméstico de forma cruel en un espectáculo autorizado este acto sería impune. (véase las corridas de toros, o el famoso toro de la vega)

sufrimiento animal (2)

De este modo el legislador ofrece impunidad a estos comportamientos cuando la Administración da el visto bueno a estos espectáculos.

Por poner un ejemplo, en Cataluña las corridas de toros están prohibidas, para el caso de que se realizara esta práctica al margen de la administración, estos hechos serían una falta cuyo castigo sería multa de 20 a 60 días o trabajos en beneficio de la comunidad de 20 a 30 días. Sin embargo esta misma práctica en Madrid quedaría impune porque las corridas de toros están autorizadas por la Administración.

¿Por qué ocurre esto? Porque las competencias en materias de festejos están atribuidas a las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos, de forma que poco se puede hacer desde el Congreso para legislar en este aspecto, haría falta una directiva europea que prohibiera el sufrimiento animal en espectáculos públicos y esto daría lugar a una incorporación automática a nuestra normativa de festejos.

¿ES DELITO EL ABANDONO DE UN ANIMAL?

Pues no, en España abandonar a un animal a su suerte, no constituye delito, únicamente estaríamos hablando de una falta. Nuevamente el legislador ha hecho una distinción; si se trata de abandono de animales domésticos y siempre que ese abandono se haga en condiciones en que pueda peligrar la vida o la integridad del animal la pena sería una multa de 10 a 30 días. Si el animal abandonado fuese feroz la multa sería de 20 a 30 días (Art. 631 C.P.)

abandono animal

A comienzo del artículo hacía mención a la violencia y a su declive con el paso del tiempo, siendo factores importantes para el cambio la razón, la conciencia y la educación. Está demostrado que a medida que avanza la educación la violencia retrocede y con ella la intolerancia al sufrimiento animal. Es innegable que queda mucho por hacer en la materia pero por suerte el cambio ha comenzado.

abandono animal 4
La grandeza de una nación y su progreso puede medirse en cómo trata ésta a los animales” Ghandi

, , , ,

2 Responses to "TRADICIÓN O VIDA. ¿LEGISLAMOS EL SUFRIMIENTO ANIMAL?"

  • cristianm
    8 enero, 2015 - 11:50 am Reply

    Creo que el concepto de sufrimiento animal es correctamente entendido por aquellos que son vegetarianos (me incluyo, porque soy vegetariano, justamente por el sufrimiento animal).
    No tiene mucho sentido gritar por el dolor de un perro abandonado, o impactarse por el dolor del animal al cual se le quita la piel, o se lo ejecuta en una plaza de delirantes gritando para que se lo mate, y después, calmadamente, como si no hubiera un terrible dolor detrás, se come una hamburguesa, o cualquier cadáver de animal, procesado o no.

    Entiendo la sensibilidad directa. Lo que no entiendo es que usemos, cuando nos conviene, la hipocresía de no pensar en el sufrimiento de millones de animales que diariamente en el mundo, son sacrificados para simple gusto del paladar del egoísta humano. Como si fuese realmente necesario alimentarnos de carnes, cuando hoy, está totalmente demostrado que el consumo de cadáveres animales (todo tipo de carnes, desde pescados, pollos, cerdos, vacas, etc) está asociado a las peores enfermedades que nos matan (cánceres, infartos, diabetes, obesidad, insuficiencia renal, etc).

    Agradezco la posibilidad de participar con este mensaje.

    Dr. Crisitan Megyes
    Abogado, Bioquímico y Farmacéutico
    Argentina.

    • Begoña Gerpe
      8 enero, 2015 - 2:05 pm Reply

      Comer carne no significa aprobar el sufrimiento de un animal. Gracias por su opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies