Go to Top

TIPS PARA NO VOLVERTE LOCO SI ERES ABOGADO…Y SI NO TAMBIÉN

Todos los que trabajamos de forma autónoma y tenemos una relación directa con el cliente nos vemos expuestos a situaciones que a veces nos generan mucho estrés. Clientes que solicitan nuestros servicios pero se hacen los “remolones” para pagar o, directamente no pagan, nuestros amigos, los familiares….LOS COMPROMISOS!!

¿QUÉ HACER ANTE ESTAS SITUACIONES SIN CAER EN EL VICTIMISMO O EN LA BÚSQUEDA DE CULPABLES?

La teoría nos la sabemos todos pero aún así es inevitable que, por circunstancias inevitables en ocasiones y en otras porque nos pillan desprevenidos, nos veamos envueltos en situaciones incómodas que ya creíamos superadas una y otra y otra vez.

Cuando yo me encontraba realizando consultas interminables a clientes que no eran tales porque no iban a contratar mis servicios, haciendo “favores” (trabajando GRATIS) a “amigos” o familiares, entraba en BUCLE, empezaba sintiéndome TONTA, me lamentaba, luego me enfadaba y culpaba al cliente, a la sociedad y a la vida en general. “Qué poco se valora mi trabajo”, “vaya cara dura tiene la gente” y me podía pasar perfectamente una tarde descontrolada o todo un día sin centrarme en lo importante, únicamente QUEJÁNDOME de mi mala fortuna.

¿QUÉ HE APRENDIDO?

 

He aprendido a ACEPTAR que en ocasiones (cada vez menos) reviviré ese tipo de situaciones y que la queja, la lamentación y la búsqueda de culpables solo me llevaban a sentirme mal y a comportarme como una VÍCTIMA con lo que todo ello conlleva. Y es que chic@s cuando uno se comporta como una víctima las posibilidades de que te traten como tal aumentan.

 

UNA PERSONA EXITOSA NUNCA ES VICTIMA SIEMPRE SE COMPORTA COMO UN GANADOR.

¿Entonces esto qué significa, que tengo  que trabajar gratis y hacer todo lo que me pidan?

Significa que si no puedes evitar hacer algo, HAZLO, HAZLO PRONTO y NO TE DETENGAS EN LA AUTOCOMPASIÓN y si aún así pudiendo evitar esa situación, DECIDES COMPROMETERTE, HAZLO Y HAZLO PRONTO SIN ENTRAR EN LA ESPIRAL DE LA QUEJA.

Y CUANDO LO HAYAS HECHO, HAZ EXAMEN DE CONCIENCIA Y APUNTA EN TU LISTA DE “DESPACHOS” QUÉ SITUACIONES TE INCOMODAN PARA INTENTAR NO VOLVER A REPETIRLAS.

 

Cuando me refiero a “despachos”, estoy pensando en SOLUCIONES, como voy a solventar ese tipo de situaciones que me generan tanto estrés y mi fórmula pasa por hacerme TRES PREGUNTAS:

¿CÓMO QUIERO EJERCER LA ABOGACÍA?, ¿QUIÉNES QUIERO QUE SEAN MIS CLIENTES? y, ¿POR QUÉ ESTOY REALIZANDO ESTE TRABAJO?

Y siendo honesta con mis respuestas sólo me queda la opción de ser consecuente a ellas y no comprometerme ni obligarme a hacer algo que no quiero hacer. Y, si aún con todo, vuelvo a repetir alguna de esas situaciones, la aceptación vuelve a ser la clave para no perder el tiempo y evitar sentirme mal.

ESPERO QUE OS SIRVA! si vosotr@s tenéis otra forma de enfrentaros a ese tipo de situaciones podéis compartir vuestros tips  conmigo en los comentarios. BUEN FIN DE SEMANA CHIC@S!

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies