Go to Top

¿QUIÉN PAGA LOS REGALOS DE NAVIDAD? GASTOS EXTRAORDINARIOS Y REGALOS DE NAVIDAD

 ¿QUIÉN PAGA LOS REGALOS DE NAVIDAD? GASTOS EXTRAORDINARIOS Y REGALOS DE NAVIDAD.

Un año más ha llegado la Navidad y con ella Papá Noel y nuestros queridos Reyes Magos. Los niños se han apresurado a hacer sus cartas y los padres contagiados de espíritu navideño afrontan con amable resignación los gastos “extraordinarios” y regalos de navidad propios de estas fechas tan señaladas.

GASTOS EXTRAORDINARIOS

Con el paso de los años la celebración de estas fiestas se ha ido normalizando, y menos mal,  para las familias de padres y madres separados. Aun así los abogados de familia sabemos que estas fechas siguen propiciando conflictos de lo más variopinto y surrealista. En ocasiones la falta de un calcetín o el retraso en la entrega del menor puede ser el detonante de un conflicto que acaba resolviéndose delante de un Juez, pero la variedad de situaciones complicadas que se pueden dar en estas fechas supera las mencionadas.

¿Quién paga los regalos de navidad? ¿Papá o mamá?

No hace mucho tiempo una clienta me comentó que su exmarido hacía regalos a su hijo y después descontaba su importe de la pensión destinada a alimentos o bien le reclamaba el cincuenta por ciento de estos regalos aludiendo en sus escritos que se trataban de gastos extraordinarios.

GASTOS EXTRAORDINARIOS

Impávida ante situaciones de este tipo, me pareció interesante compartir en el blog el concepto de gasto extraordinario de un modo fácilmente comprensible para todos.

Para ser calificado de gasto extraordinario este debe de ser:

  • NECESARIO PARA LA FORMACIÓN, CUIDADO Y DESARROLLO DEL HIJO
  • IMPREVISIBLE
  • ACORDE Y ASUMIBLE POR EL OBLIGADO AL PAGO DE ALIMENTOS
  • NO ESTAR INCLUIDO EN EL IMPORTE DE LA PENSIÓN

El primero de los puntos da respuesta a la cuestión con la que encabezo el artículo, y es que en ningún caso un regalo puede deducirse del importe de la pensión y mucho menos considerarlo como un gasto extraordinario, pues únicamente el progenitor que decide hacer el regalo es el que debe correr con el gasto. Es un acto de total libertad y por tanto no puede imponerse al otro progenitor el abono del cincuenta por ciento de dicho regalo, salvo que ambos se hubieran puesto de acuerdo a tal fin, en cuyo caso no existiría la polémica.

No es cuestión baladí determinar que gastos son extraordinarios y cuáles forman parte integrante de la pensión de alimentos, tanto es así que algunas Sentencias de procesos contenciosos fijan una relación de gastos extraordinarios mediante una lista no cerrada para mayor seguridad jurídica de las partes. No obstante la mayoría de Audiencias Provinciales son reacias a estas prácticas precisamente por la imposibilidad de predecir de antemano cada una de las circunstancias que puedan producirse durante la vida de los hijos y que puedan generar gastos extraordinarios.

Si bien es cierto que las Audiencias Provinciales se pronuncian en diferente sentido sobre las mismas cuestiones, existe unidad de opinión en lo que se refiere a considerar gastos extraordinarios, los gastos sanitarios, intervenciones quirúrgicas, tratamientos dentales u ópticos no cubiertos por la Seguridad Social o seguros privados.

GASTOS EXTRAORDINARIOS

Respecto de otras cuestiones por ejemplo material escolar y libros, la mayoría de las Audiencias Provinciales no los consideran gastos extraordinarios entendiendo que son previsibles y por tanto incluidos en el importe reservado a la pensión de alimentos. En sentido contrario se pronuncia la Audiencia Provincial de Cáceres por medio de Sentencia de fecha 25 de octubre de 2010 y la Audiencia Provincial de Girona de fecha 3 de septiembre de 2008.

En cuanto al importe de actividades extraescolares y excursiones existen sentencias con diferente pronunciamiento dentro de las mismas Audiencias Provinciales, por lo que habrá de centrarse en el caso concreto para determinar si el gasto es ordinario o por el contrario de difícil previsión.

gastos extraordinarios y regalos de navidad

En resumidas cuentas lo sensato sería poner estas cuestiones propias de la cotidianidad sobre la mesa y no acudir al Juzgado cada vez que se suscite un gasto nuevo. Es lamentable ver como se desata la histeria por cuestiones tan absurdas como un regalo de reyes cuando lo razonable es aplicar el sentido común, pero más lamentable si cabe es que los abogados alentemos situaciones tan vergonzantes prestándonos a tal fin.

, , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies