Go to Top

QUE NO ESTAS SOLA COMPAÑERA!!!

¡NO ESTÁS SOLA COMPAÑERA!

Creo que todo empezó aquel día que le sonreí después de aquel cumplido “inocente”. No debí hacerlo! A las demás no les ocurre. Quizá me he arreglado demasiado. Debería ser más discreta y no usar tanto tacón. 

No soporto cómo me mira, las cosas que me dice.

Ha vuelto a poner su asquerosa mano encima de mi hombro y cada día la baja un poco más. 

Me ha pedido que le acompañe a una reunión con unos clientes y me ha llevado a su casa. Antes de que pudiera reaccionar  la comida ya estaba en la mesa. No la he probado. Solo he bebido agua en un intento de pasar el mal trago. Ha terminado de comer y tras ausentarse unos segundos ha vuelto con un bikini para que fuera con el al Yacuzzi. No he podido más y me he levantado. ME HE IDO. Estoy despedida.

Ha llegado al despacho y se ha disculpado. Un malentendido? No volverá a ocurrir. A partir de entonces EL INFIERNO.

Un cheque. Pon una cifra. No lo hago. Gratis? “Entonces eres más puta que las demás”

Si quieres cobrar pídeme el dinero. 

Quiero que se muera. Es el o yo, el o yo…quién va a creerme? Me va a hacer la vida imposible! No volveré a trabajar más! Tengo miedo! Quiero irme! Me debe dinero!. A quién le cuento esto? Nadie me va a creer!

La culpa es tuya. Te has dejado. Con el carácter que tienes ¿cómo puede ser? ¿Le habrás malinterpretado?….

Es el o yo! Es el o yo…dónde estas? Reacciona!! PUES YO!

Compañera si me lees, por orden y pon orden

Por orden:

  • No es normal que te piropeen en un entorno de trabajo. No seas indulgente. NUNCA.
  • No es normal que tu físico importe en un entorno de trabajo como la abogacía. No te beneficia. NUNCA.
  • Tu valía está en tu persona, en tus cualidades, en tu talento. No lo olvides. NUNCA.
  • Todas las puertas que tu físico te abra en este sector se cerrarán tan pronto dejes de someterte. No dejes que se abran. NUNCA.

Pon orden:

  • Eres abogada al igual que un compañero. Date tu sitio. Ponte en tu sitio. SIEMPRE.
  • No tienes que demostrar más que un hombre. Eres igual. SIEMPRE.
  • Que tu talento se imponga a tu presencia. SIEMPRE.
  • Puedes exponerte al mundo como quieras sin que ello reste credibilidad a tu trabajo. Demuéstralo. SIEMPRE.

Y si aún con todo, OCURRE. 

RECUERDA:

  • NO ESTAS SOLA. No eres la única a la que le ha pasado y lamentablemente tampoco serás la última. Pero cuesta decirlo en voz alta. Por miedo, por vergüenza, por sentirte estúpida al “permitir” que pasara.
  • NO ERES CULPABLE. Lo has hecho lo mejor que has podido. Se tu mejor amiga.
  • ERES RESPONSABLE. Responsable de tu vida, de tus decisiones y de tu camino. No dejes que algo que te hace sentir mal se convierta en algo normal. 
  • TOMA UN DECISIÓN. Puedes cambiar el curso de los acontecimientos solo con una decisión.

VETE!!!

, ,

5 Responses to "QUE NO ESTAS SOLA COMPAÑERA!!!"

  • SUSANA VILLALBA ALVAREZ
    31 octubre, 2018 - 10:32 am Reply

    MUCHAS GRACIAS! Gracias por ponerle voz a una realidad, gracias por ser tan valiente, gracias por recordarnos la importancia del respeto y en especial el respeto por nosotras mismas. Un abrazo enorme!

    • Begoña Gerpe
      31 octubre, 2018 - 4:48 pm Reply

      Un abrazo compañera!

  • Johanna
    2 noviembre, 2018 - 9:36 pm Reply

    Tus vídeos en YouTube nos animan a emprender, a soñar y a entender que lo que se necesita en esta vida para triunfar es el trabajo duro. Sin embargo, y sin restar importancia, con este post has ido un poco más allá. Gracias por ser tú quien se anima a denunciar en voz alta un episodio tan denigrante como este. Porque si, porque a día de hoy una mujer preparada, fuerte y trabajadora sigue siendo cuestionada al denunciar episodios como estos. Espero que con tu ejemplo muchas más mujeres comprendan que si sufren un tipo de agravio como éste, no es porque no sean fuertes, talentosas, inteligentes… simplemente porque quién lo hace es un delincuente que las ha escogido simple y puramente por ser mujeres.

    • Begoña Gerpe
      2 noviembre, 2018 - 11:21 pm Reply

      Muchas gracias Johana!ojalá nadie tuviera que pasar por experiencias de este tipo y ojalá quien pueda leer este pequeño retazo de mi vivencia se anime a tomar la decisión de respetarse. Un abrazo y gracias por leerlo!

  • Loli Fernández
    14 noviembre, 2018 - 1:38 pm Reply

    Así, durante ocho años, aguanté yo a un jefe que lo más bonito que me decía por las mañanas es que las casadas “le ponían”. Alternaba etapas en las que, halagando mi profesionalidad, prometía grandes ascensos, para lo cual teníamos que establecer un plan y tenía que ir a comer con él para diseñarlo…En esas comidas, en las que intentaba emborracharme (sin éxito por supuesto), se emborrachaba él y empezaba a llorar por lo sólo que estaba. Como no me daba ninguna pena, se enfadaba. Después de dos meses de halagos e invitaciones se aburría y cabreaba y pasaba yo a ser la mala. Entonces venían otros dos meses en los que no me hablaba (los mejores) y después otros dos de acoso y derribo (yo todo lo hacía mal). Pasadas esas tres etapas, la historia volvía a empezar, otra vez burdos piropos, otra vez invitaciones, correos indecentes…Cierto es que nunca me puso una mano encima, eso no se lo hubiera permitido, por mucho que necesitaba el trabajo. Cierto que no era la única, lo intentaba con otras compañeras. Una de ellas lo denunció a RRHH. Yo fui a declarar. A él lo acabaron despidiendo. Pero la denunciante y yo en un año también estábamos en la calle. Me indemnizaron bien y al final me hicieron un favor. Sin todo aquello jamás hubiera decidido estudiar derecho, pero no cabe duda que en su momento las pasé “canutas”. Te planteas de todo (si estaré vistiendo provocativa, si es que es lo que hay…), algunas de tus compañeras incluso te tienen celos. Tienes que frenar a tu pareja, que tiene ganas de ir a meterle dos guantazos. Entras en una situación de angustia permanente que llegas a normalizar para sobrevivir. Muy duro. Y lo que veo es que por desgracia estas situaciones se siguen produciendo entre gente muy joven. Tenemos mucho camino por recorrer. Un beso Begoña y gracias por contarnos tus experiencias más íntimas. A veces pienso que te expones demasiado. Cuídate mucho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies