Go to Top

NO SERÁS PROFETA EN TU TIERRA

“Con la familia tan numerosa que tengo y con la cantidad de amigos que he cultivado durante todos estos años seguro que alguna oportunidad de trabajo me surge, además soy el primer abogado de mi familia”

Y de fondo se oyeron risas enlatadas y aplausos. Muchos aplausos.

Querido compañer@ lamento informarte que las oportunidades REALES de trabajo que vas a tener una vez comiences a ejercer como abogado, vendrán en la mayor parte de los casos – por no decir siempre y resultar tajante- de fuera.

¿De fuera de dónde?

De fuera de tu entorno familiar y de tu círculo de cercanos.  Y eso ¿por qué es así? te preguntarás a la vez que añades, “si me preguntan de todo ahora que solo soy estudiante y además quieren mi opinión sobre cualquier tema que sale a la palestra que tiene que ver con la Justicia”

Claro compañer@! por eso he hecho énfasis al decir oportunidades REALES, en las que prestarás un servicio jurídico al contratante (de contrato) y a cambio recibirás un dinero ( aquí es donde el trabajo ya es REAL).

¿Pero por qué nuestra familia y amigos no confían en nosotros y no nos dan credibilidad como abogados?

A veces chic@s me pregunto si esto ocurrirá en otras profesiones o quizá solo en la nuestra. Lo he comentado con varios compañer@s y lo cierto es que a todos nos ha pasado!

Es muy difícil cambiar la percepción que los demás tienen de nosotros cuando la confianza ha esculpido una imagen a fuego que es muy difícil o quizá imposible borrar de la retina de aquellos que más nos quieren.

Quizá nos vean siempre como niñ@s, como rebeldes, como aquel que se emborracho en aquella fiesta…y ahora ABOGAD@? ese individuo que va con toga y que habla y no se le entiende…no reúnes las cualidades para completar el perfil!

Que gran noticia!

Si. Como lo oyes compañer@ qué gran noticia! porque mientras falte esa credibilidad y mientras dure esa falta de valoración como abogado menos recurrirán a ti, menos comprometido te sentirás y más tiempo tardarás en aprender la siguiente lección…¡APRENDER A PONER LÍMITES! Lección que aprenderás sol@ porque no te la enseñarán en la facultad y que te costará algún que otro “disgustillo” aprehenderla.

Aquí abajo te dejo enlazado el vídeo de #caféjurídico en el que te cuento mis conclusiones y por qué nos duele tanto que no nos den la credibilidad que merecemos  en nuestro entorno más cercano!

BUEN FIN DE SEMANA CHIC@S!

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies