Go to Top

LOS INSULTOS EN INTERNET

LOS INSULTOS EN INTERNET

En menos de una década nuestra forma de comunicarnos ha variado considerablemente, o como dicen los más optimistas, se ha ampliado. El nacimiento de las redes sociales y la revolución de la mensajería instantánea han propiciado la libertad de comunicación en un espacio donde la gratuidad y el anonimato actúan como un arma de doble filo en el ejercicio de la libertad de expresión.

Foros, páginas web y blogs, incentivan la publicación de ideas, imágenes y  comentarios sin que a priori ningún límite cercene nuestra ansiada libertad de expresión, y esa creencia es precisamente la que fomenta conductas ilícitas como comentarios difamatorios, e injurias contra otras personas.

insultos en redes sociales (2)

Redes sociales como Twitter, Facebook, Instagram o Youtube generan a cada segundo miles de comentarios, algunos de ellos plagados de insultos, calumnias e incluso en ocasiones amenazas, alentados en parte por la sensación de impunidad de quien los vierte.

¿EXISTE EL DERECHO A LOS INSULTOS EN INTERNET?

Existe el derecho a la crítica aunque esta sea maliciosa, existe en términos extensivos el derecho a la libertad de expresión, pero este derecho no se amplía jamás a la vejación, a la injuria y a la calumnia, sea a través del medio que sea, y así lo ha establecido reiteradamente el Tribunal Constitucional.

Los insultos en internet al igual que cualquier comportamiento difamatorio no exime de responsabilidad a quien los vierte independientemente del medio de expresión que utilice.

LOS INSULTOS EN INTERNET TE PUEDEN SALIR CAROS

Pionera a este respecto es la Sentencia del Juzgado de Instrucción nº 4 de Segovia nº 8/ 2011 de 28 de Febrero, que condena a dos jóvenes como autoras responsables de una falta continuada de vejaciones injustas a la pena para cada una de ellas de 20 días de multa a razón de 10 euros diarios, con la responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago; debiendo indemnizar ambas acusadas a la víctima, de forma conjunta y solidaria, con la cantidad de 18.284,22 euros por el daño moral causado; y expresa condena en costas.

Dicha Sentencia fue recurrida por las acusadas, dictándose por la Audiencia Provincial de Segovia, sec. 1ª, S 24-5-2011, nº 32/2011, rec. 35/2011, Sentencia cuyo fallo confirmaba la resolución anterior, con excepción de la indemnización establecida a favor de la acusada, que fijo en 12.400 euros, en vez de los 18.284,22.

Las menores condenadas al pago de 12.400 euros, habían creado un perfil falso en Tuenti a nombre de la víctima, con la intención de hacerse pasar por ella y ridiculizarla con los comentarios que subían a la red.

insulos en las redes sociales

Los insultos en internet también han sido objeto de análisis en la jurisdicción civil, dando lugar al debate entre el derecho a la libertad de expresión y el derecho al honor. Un ejemplo sería la Sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº 22 de Sevilla , S 24-11-2014, nº 235/2014, nº de autos 1515/2013, que condena al demandado a eliminar de su perfil de Twitter los comentarios lesivos, que constan en la documentación aportada con el escrito de demanda, a publicar el fallo de la Sentencia a través de la cuenta de Twitter del demandado, mediante la transcripción del fallo en un Tweet usando una herramienta creada al efecto para aumentar el número de caracteres permitidos, publicándolo durante 30 días en el horario de mañana (9 a 14 horas) o tarde ( de 17 a 22 horas) y abonar al actor la suma de 4.000 euros, más los intereses legales desde el emplazamiento.

En este caso el demandante ejercita la acción civil de protección del derecho al honor y a la propia imagen  conforme a lo establecido en la Ley Orgánica 1/ 1982 de 5 mayo por los comentarios lesivos que el demandado había publicado en su cuenta de Twitter, en los que le califica como “imbécil” “empresario de postín corrupto” “golfo” e igualmente le acusa de emitir “facturas falsas” de llevarse “la pasta de los desempleados andaluces ilegalmente” y de cobrar “dinero hurtado a desempleados”.

abogado accidentes trafico acoruna

¿PRIMA LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN O EL DERECHO AL HONOR?

En caso de confrontación de ambos derechos fundamentales, la doctrina y jurisprudencia del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo reitera la necesidad de realizar un juicio ponderativo de las circunstancias que se den en cada caso concreto, para determinar si el derecho a la información o libertad de expresión prima sobre el derecho al honor.

A grandes rasgos los principios que rigen las relaciones entre el derecho a la libertad de expresión y el derecho al honor son los siguientes:

Prima el derecho a la información sobre el derecho al honor, cuando la información sea de interés general y sea veraz, pero no frente al derecho a la intimidad, siendo irrelevante en este último caso que la información sea veraz o no.

Si la información no es veraz prima el derecho al honor.

Si la persona sobre la que se vierte la información tiene carácter público o su actividad conlleva cierta notoriedad, los requisitos de protección se relajan en comparación con otra persona que no tiene proyección pública.

En cualquiera de los casos anteriores, e independientemente de su veracidad o inveracidad, las expresiones vejatorias, impertinentes e insultos innecesarios para expresar las informaciones u opiniones de que se trate no están amparadas por el derecho a la libertad de expresión.

A lo que habría que añadir, “independientemente del medio de expresión en el que se haga” lo que abarca las redes sociales.

, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies