Go to Top

LO QUE DEBES SABER AL CONTRATAR UN ABOGADO

Encontrar un abogado que le proporcione una asistencia de calidad y se adapte a sus necesidades puede convertirse en una tarea tediosa si no tiene en cuenta ciertos factores orientativos que le faciliten la elección. A continuación se analizan algunos parámetros de búsqueda utilizados por los clientes que se enfrentan a su “primera vez”.

LAS FIRMAS DE ABOGADOS Es incuestionable que una firma de abogados conocida es inspiradora de confianza para aquel que por primera vez necesita de los servicios de un abogado. ¿Cómo funcionan? Este tipo de entidades se identifican por su estructura jerárquica, y por la clasificación del abogado en áreas del derecho y grados de experiencia. Sus ventajas son el prestigio que se les presupone y la gran variedad dentro de la firma y entre los inconvenientes la despersonalización del abogado para con el cliente, y que el mantenimiento de esa gran infraestructura repercutirá inevitablemente en el coste.

Cliente primerizo, para usted su tema es el más importante pero seguramente si el coste o el beneficio que usted le reporta a la empresa no es alto corre el riesgo de que su asunto quede en manos de un abogado “junior” algo que per se no es malo pero ciertamente pagará mas de lo que pagaría por un abogado “junior” que no pertenezca a la firma.

EL PRECIO COMO CRITERIO DE CALIDAD. Por sorprendente que parezca, uno de los criterios de selección utilizados por bastantes clientes, es el precio como filtro de calidad. El cliente que utiliza este sistema de selección, valora la calidad del servicio en función del precio que paga, es decir, ese diferencial de precio respecto a otros profesionales, le hace pensar que ese abogado posee más experiencia, más destreza y que la garantía de éxito está más asegurada que con otros abogados cuyos honorarios son más razonables. Lo que el cliente no sabe o ignora en la mayoría de los casos, es que cada letrado libremente puede fijar sus honorarios siempre que estos sean aceptados por el cliente mediante una hoja de encargo o presupuesto. Nadie controla la calidad de su servicio salvo usted y a posteriori.

Tenga en cuenta que los honorarios por sí mismos nunca son indicativos del buen hacer de un abogado.

LA POPULARIDAD. He dejado para el final este criterio de selección porque es el que mas enjundia tiene y el que mueve “las masas” dentro de este sector. Qué hay de cierto y qué es marketing, es algo que sin más preámbulo le cuento a continuación.

En el mundo de la abogacía lo que siempre ha funcionado es el “boca a boca”,un cliente satisfecho volverá y recomendará ese abogado a sus amigos y allegados. La recomendación de un cliente es la carta de presentación más impecable y fiable que puede presentar un abogado. Ahora bien, no confunda esa “buena fama” con la publicidad de un abogado, no porque esto último sea negativo sino porque las expectativas creadas en un cliente inexperto pueden llevar a la desilusión posterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies