Go to Top

INFALIBLES PARA GENERAR CLIENTES

Hola chic@s!

Este lunes comenzamos fuerte! CLIENTES! Dependemos de ellos y ellos dependen de nosotros. Es así y así debe  ser, una relación de EQUIDAD, donde nadie es más que nadie y NOS UNE AQUELLO QUE NO SE VE Y QUE EN MI OPINIÓN MUEVE EL MUNDO. ¿ QUÉ ES?

No! malpensados no es el dinero, es LA CONFIANZA! y es precisamente esta la que hará que nuestros clientes o nuestro primer cliente nos recomienden a sus familiares, a sus amigos…así hasta que tengamos nuestra “carterita” de clientes.

Le llaman el BOCA A BOCA!

Para que se forje la confianza hace falta tiempo y el tiempo chic@s es lo que nos apremia cuando nuestros recursos son limitados y queremos vivir de la profesión. No hay que forzar la situación pero eso no significa quedarse de brazos cruzados y esperar sin más!

Vamos a pasar a la ACCIÓN!

Al fin y al cabo yo estoy plenamente convencida que TODO DEPENDE DE NOSOTR@S.

He aquí lo que quizás os parezca impensable, que hablen de nosostr@s y que hablen bien independientemente del resultado e incluso antes de que este se produzca! Cómo??

Traquil@ si ahora no puedes ver el vídeo que por aquí te dejo el resumen!

A mi ESTOS TRES PUNTOS ME FUNCIONAN:

  • ACTITUD.
  • APARIENCIA.
  • DOMINIO DE LA SITUACIÓN.

LA ACTITUD

No lo es todo pero marca la diferencia. Tu forma de mostrarte al mundo, tu forma de encarar cualquier situación dejan huella, no solo en los que son tus cercanos sino también en aquellos en los que tu no reparas pero que te observan.

Cuida tu actitud. Muéstrale al cliente quién eres sin miedo, sin forzar un papel. SE TU MISM@!

¿SER UNO MISM@? Acaso puedo ser otra persona?

Claro que no! pero estarás de acuerdo conmigo que no te comportas de la misma manera con un amigo, que con tu padre o con un profesor, ¿verdad? a qué faceta de ti me refiero?

Verás creo que la NATURALIDAD es aquella que surge cuando no eres el protagonista de la situación, cuando es tu interlocutor el que marca la directriz de ese encuentro. En el video que te he enlazado te pongo un ejemplo pero a la cabeza me vienen miles, seguro que a ti también. Obsérvate en esos momentos y mira cómo te comportas ante situaciones inesperadas.

APRENDE DE TI OBSERVANDO AL OTRO

Fíjate en tu interlocutor ¿te gusta cómo habla? ¿te molesta algo de su actitud? ¿te llama la atención cómo gesticula? En ese caso, corrige en ti lo que te molesta del otro y adapta a ti aquello que te gusta. Así de simple!

APARIENCIA

Que si! que engañan! por eso es importante cuidarla porque para bien o para mal INFLUYE.

Si la apariencia es capaz de engañar es porque tiene el poder de convencerte de algo cuando no tienes posibilidades de acceder más allá de lo que estás viendo.

Cuida tu carta de presentación desde lo más obvio (el aseo) hasta los pequeños “grandes” detalles (tu carpeta, tus zapatos).

Y me dirás que no has notado como cambia el trato que recibes cuando entras en una tienda bien vestido o con tus peores “fachas”. Que no es justo lo se! pero ocurre y todos en mayor o menor medida nos vemos, aunque lo neguemos, influenciados por lo que vemos.

DOMINA LA SITUACIÓN

  1. DOMINA LA HISTORIA DE TU CLIENTE
  2. DOMINA EL PROCEDIMIENTO
  3. DOMINA TU ENTORNO

Chic@s! son DETALLES! pero influyen TANTO!

Imagina esta escena. Un traje de firma maravilloso, el más caro de la tienda y una mancha de tomate en la solapa! qué crees que verá ese chic@  que te gusta, el traje? lo que te ha costado? PUES NO! verá la mancha y esa mancha  le hará divagar sobre tu falta de cuidado, que no te has percatado de que vas sucio y por tanto que eres despistado, que ¡vaya por dios un chic@ despistado!, que seguro que no te comprometes, que pasas de todo…y quizá solo fue un descuido sin importancia o alguien tropezó contigo y te ensució!

Pues pasa lo mismo en el trabajo. No puedes permitirte titubear con las pequeñas cosas porque marcarán la diferencia. El cliente te puede percibir como un ganador por tu forma de dominar la situación o te puede percibir como una persona despistada y empezar a temer por el resultado de su asunto! Por tanto:

  • Que el cliente se sienta único. Demuéstrale que sabes toda su historia y que no se te va a pasar nada por alto.
  • Cuéntale qué es lo que va a pasar, para que cuando esté ocurriendo el cliente se sienta tranquilo y vea una vez más que dominas la situación.
  • Muévete con soltura por el Juzgado para que el cliente vaya tranquilo.

Lo que aquí te cuento está basado en mi experiencia y en las conversaciones que he tenido y he oído de clientes acerca de sus abogados. Yo siempre estoy poniendo la oreja chic@s!

BUENA SEMANA A TOD@S!!!

 

 

 

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies