Go to Top

“ ESTE HIJO NO ES MÍO ” RECONOCIMIENTOS DE COMPLACENCIA

“ ESTE HIJO NO ES MÍO ” RECONOCIMIENTOS DE COMPLACENCIA

Resulta relativamente frecuente que cuando un hombre se enamora de una mujer soltera que tiene un hijo reconocido únicamente por ella, y deciden formar una familia, este hombre reconozca a ese hijo como suyo. El problema surge cuanto la relación se rompe y llegan los arrepentimientos, entonces no es extraño escuchar “ este hijo no es mío aunque le di los apellidos”

RECONOCIMIENTOS DE COMPLACENCIA. ¿Qué es esto?

La filiación por complacencia, se da cuando un hombre a sabiendas de que el hijo no es biológicamente suyo decide reconocerlo como tal, lo que conocemos coloquialmente por darle los apellidos.

reconocimientos de complacencia

ESTE HIJO NO ES MÍO BIOLÓGICAMENTE. ¿Me puedo volver atrás?

por sorprendente que parezca SI, nuestro Tribunal Supremo está aceptando la impugnación de estos reconocimientos de complacencia haciendo prevalecer la verdad biológica únicamente sujetando la impugnación a unos plazos de caducidad.

este hijo no es mío

¿QUÉ PLAZO TENGO PARA VOLVERME ATRÁS?

CUATRO AÑOS. Si el reconocimiento es anterior al matrimonio de los padres a contar desde la fecha del reconocimiento

UN AÑO. En el caso de que el reconocimiento se haga después del matrimonio.

OPINIONES CONTRARIAS A LA JURISPRUDENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO

Que el Tribunal Supremo haga prevalecer la verdad biológica cuando hablamos de filiación me parece totalmente acertado, sin embargo cuando el que voluntariamente decide reconocer a un hijo como suyo a sabiendas de que no lo es, la verdad biológica no sería a mi parecer  un argumento válido para impugnar tal reconocimiento, pues la misma ya era conocida de antemano por el que voluntariamente decide aceptar a ese hijo como propio.

A mayor abundamiento, la línea jurisprudencial que sigue nuestro Tribunal Supremo en los reconocimientos de complacencia resulta contraria al interés superior del menor, pues únicamente se deja al arbitrio de una parte -el reconocedor- el estado civil de un menor, y lo más preocupante que la paternidad de ese menor quede condicionada a la relación que el reconocedor mantiene con su madre.

En ese sentido un menor permanecería durante un año ( en caso de que el reconocimiento se produzca después del matrimonio con su madre) o durante cuatro ( en el caso de que el reconocimiento se haga sin existencia de matrimonio), a la espera de que la relación entre su madre y el que lo ha reconocido cuaje, para que su estado en el registro civil no sufra alteraciones, ya que en caso contrario, si la relación se rompe y el reconocedor se arrepiente en plazo, su estado civil puede verse alterado de nuevo.

A mi parecer los reconocimientos de complacencia libres y voluntarios deberían ser irrevocables, lo que creo que acabará ocurriendo con el paso del tiempo, pues son varias Sentencias de Instancia que se vienen apartando de la doctrina jurisprudencial y opiniones disonantes dentro del propio Tribunal Supremo, como la del Magristrado Excmo Sr. D. Xavier O´Callaghan Muñoz en la Sentencia del Tribunal Supremo Sala 1ª de fecha 4 de julio de 2011, nº 318/2011, rec 385/2007, formulando un voto particular a una Sentencia que acuerda revocar el estado civil de un menor en un reconocimiento de complacencia, por considerar que dicha jurisprudencia en una exposición impecable “es equivocada, contraria al sentido jurídico, a la realidad social y al ordenamiento vigente”.

, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies